Círculo de Periodistas de Bogotá celebra sus 70 años de historias

El lunes 11 de febrero de 1945 es la fecha de nacimiento del Círculo de Periodistas de Bogotá (CPB). La borrosa acta de la primera asamblea señala que acudieron periodistas de nómina y colaboradores regulares de los periódicos de la capital con la intención de lograr la unión y la ayuda mutua en el gremio. El encuentro se realizó en el salón de la biblioteca del Concejo de Bogotá.

Asistieron 30 periodistas. Seis por cada uno de los cinco periódicos que circulaban en ese momento: EL TIEMPO, El Espectador, El Siglo, El Liberal y La Razón.

En la Jiménez con calle 3.ª, el Gobierno municipal le cedió el terreno al CPB para su sede, pero le fue expropiado. Este sector se conoce como el parque de Los Periodistas. Foto: Archivo /EL TIEMPO

A esta primera asamblea fue invitado Carlos Angulo Garavito, alto funcionario del Ministerio de Trabajo, como representante del Gobierno.

Presidió la reunión la señorita Emilia Pardo Umaña, la primera mujer colombiana en ejercer el periodismo como profesión.

Como en toda organización, lo primero que se hizo ese 11 de febrero fue nombrar las directivas.

Esa primera nómina incluyó en los primeros tres cargos a los ‘coroneles’ de los principales periódicos: Enrique Santos Castillo de EL TIEMPO, como presidente honorario; Álvaro Gómez de El Siglo, como primer vicepresidente, y José Salgar de El Espectador como segundo vicepresidente.

Enrique Santos Castillo, exdirector de EL TIEMPO, fue el primer presidente honorífico del CPB, en 1945. Foto: Archivo / EL TIEMPO.

Como fiscal fue elegido Eduardo Zalamea, quien propuso el nombre de Círculo. Entre los vocales estaba Guillermo Cano.

Pero la idea de crear una organización se gestó entre un grupo de jugadores de bolos, conformado, entre otros, por Ernesto Andrade Monzón, Federico Rivas Aldana, Eduardo Zalamea Borda, Ismael Enrique Arenas y José Salgar, conocidos como los trabajadores de los diarios, quienes tenían el propósito de “organizar algo”, según algunos recortes de la historia del CPB.

Esos mismos apuntes señalan que la idea central de la organización era: “Mantener como canon fundamental la libre expresión del pensamiento, y defender por todos los medios las normas constitucionales y legales que garantizan la libertad de prensa, como razón de ser y principio esencial de nuestras instituciones democráticas”.

El CPB nació en un país en el cual el Gobierno se debatía entre las repúblicas liberales y las conservadoras. En 1945 era presidente Alfonso López Pumarejo, quien renunció a su segundo mandato.

Entre los primeros afiliados al recién nacido CPB figura el periodista deportivo Mike Forero Nougues, quien hoy, 70 años después, ocupa un puesto en la actual junta directiva.

Forero, un curtido reportero nonagenario en edad, ya tiene pocos recuerdos de los comienzos del CPB.

Afirma que eran muy pocos los afiliados y que compartían mucho el juego de bolos. Entre sus compañeros de la época menciona a Luis Camacho Montoya, redactor de EL TIEMPO.

Mike, como todo el mundo lo identifica, ya trabajaba en 1945 en la sección de deportes de El Espectador pero explica que “ocasionalmente también cubría el Congreso de la República y varias veces, cuando don Guillermo Cano preguntaba en la redacción quién quería cubrir un buque que se estaba hundiendo en el Caribe, yo levantaba la mano porque siempre estaba listo y tenía el pasaporte al día”.

 Mike encabeza la lista de los 10 socios vivos más antiguos del CPB.

El segundo lugar lo ocupa Maruja Vieira de Vivas, afiliada en 1948. Les siguen: Flor Romero en 1950, Ofelia Romero de Wills en 1960, Gloria Valencia de Acosta en 1962, Dora Echeverría de Castellanos en 1965, Jairo Enrique Ruiz en 1968, Ricardo Peláez y Camilo Tovar en 1970 y Consuelo Mendoza de Riaño en 1972.

Maruja Vieira es la mujer con mayor tiempo de afiliación al CPB. Se agremió en 1948.  Foto: Archivo / EL TIEMPO.

Dora Echavarría dice que recuerda al CPB de hace 50 años como una organización fundada para velar por el pago de los periódicos a los reporteros, indicando las diferencias de ingreso que se hacían entre un periodista de Bogotá y uno que venía de Facatativá o Barranquilla. También señala que se hacían almuerzos anuales de celebración y recitales.

Un veterano del oficio como lo es Jairo Enrique Ruiz recuerda que ingresó al CPB en la presidencia de Alfonso Castillo Gómez y que “era un grupo de amigos que salíamos a todas partes y nos emborrachábamos juntos”. Añade que tenían actualización permanente gracias a los aportes de Gabriel García Márquez y Álvaro Mutis que les recomendaban obras para leer.

Para Ricardo Peláez con 45 años de afiliación en el CPB “todos quieren servir y al mismo tiempo son muy pocos los que lo desean y pueden hacer”.

Sobre el oficio, en la actualidad sostiene que “el ejercicio de la profesión de periodista hoy está enfrentando el modernismo y ello tiene su alto costo, puesto que todos los que lo llevan interiormente pueden practicarlo”.

A esta lista de generales vivos con cerca de 50 años de afiliación se les suman unos coroneles vivos con unos pocos años menos de afiliación. Entre ellos están los recordados y reconocidos Carlos Caicedo, Mario Acosta, Martha Josefina Alonso, Ana María Alzate, Gloria Pachón de Galán y Guillermo Pérez.

En estas listas siempre quedan muchos por fuera, unos con razón y otros, sin ella.

Pero bueno, también hay que destacar que de las estrellas del periodismo del siglo pasado, todavía se llaman a lista en las asambleas a Yamid Amat, Darío Arizmendi, Belisario Betancur y Juan Gossaín, entre otros, quienes hace muchos años no responden “presente”.

Dos fechas para celebrar

Desde hace varios años, el CPB anticipó dos días la celebración de sus cumpleaños para que coincidiera con el tradicional Día del Periodista.

Y, aquí hay que aclarar que la conmemoración del día del periodista no está unificada, pues la historia registra dos fechas. El 9 de febrero para recordar que ese día de 1791 comenzó a circular el semanario Papel Periódico de Santafé de Bogotá.

Pero también existe la ley 918 de 2004 que declaró el 4 de agosto como el Día del Periodista y del Comunicador.

En el primer gobierno de Álvaro Uribe, cuando se quiso cambiar la fecha de celebración, el debate se centró en que el día del periodista no se debía conmemorar con el nacimiento del periódico dirigido por el cubano Manuel del Socorro Rodríguez, sino con la “conmemoración de la primera publicación de la Declaración de los Derechos del Hombre, realizada el 4 de agosto de 1794 por Antonio Nariño, precursor de la Independencia”.

Se impuso el 9 de febrero y ya nadie se acuerda de la ley que fijó oficialmente el 4 de agosto, que como muchas leyes se volvieron letra muerta.

El CPB arrancó en la biblioteca del cabildo bogotano, donde se fundó.

Se movía entre este sitio, una pequeña oficina en el centro de Bogotá y el también céntrico Club de Bolos de San Francisco, bautizado como el claustro materno de la organización.

Sobre la necesidad de tener una sede propia, en la sesión inaugural se aprobó: “Nómbrese por la presidencia una comisión que conferencie con el excelentísimo Señor Presidente de la República, el Ministro de Educación y el Ministro de Obras Publicas, y adelante con ellos gestiones encaminadas a organizar en Bogotá la casa del periodista”.

Con el paso del tiempo, el CPB logró un terreno que le cedió el gobierno municipal en la avenida Jiménez con carrera tercera, que hasta hoy se conoce como el parque de Los Periodistas, donde hay un templete del Libertador.

Años después se le expropió al CPB este lugar para darle paso a la Academia de la Lengua.

Sin embargo, allí se levantó el Monumento Parque de Los Periodistas, donde curiosamente el año pasado se encontró que Manuel Fandiño llevaba 40 años viviendo en el interior de esta obra. Hoy ese sitio parece que tendrá un fin cultural.

El Círculo siguió dando vueltas hasta que se le adjudicó un nuevo terreno en la calle 26 en el llamado Centro Internacional, donde operó hasta hace unos tres años cuando fue sacado para darle paso a la circulación del TransMilenio.

En esta emblemática sede se realizaron las más acaloradas asambleas, incendiarios debates y controvertidas elecciones de dignatarios.

Hoy el CPB funciona en una modesta oficina en Chapinero y tiene arrendado para renta de funcionamiento el piso que se compró en un edificio cercano a la avenida Chile con los recursos entregados por los edificios de la 26.

Así como la sede del CPB ha tenido muchas vueltas, también su existencia ha estado marcada por muchas controversias, que sería muy largo de enumerar y levantaría muchas ampollas.

Hoy el septuagenario CPB tiene 185 socios afiliados, de los cuales solo cerca de 50 son los fieles asistentes a todas las asambleas y convocatorias y que traen la representación de otros 25 socios que no asisten. Para todos ellos el anhelo y la esperanza es ver al CPB celebrar el primer centenario de la fundación.

Día del Periodista, fecha para celebrar

El CPB conmemora hoy sus 70 años con un foro titulado ‘Periodismo y política: sus relaciones de poder en América Latina’, en la sede Chapinero de la Cámara de Comercio de Bogotá. Participarán Ricardo Trotti, director ejecutivo de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP); Tinedo Guía, presidente del Colegio de Periodistas de Venezuela; Patrick Belé, periodista de ‘Le Figaro’; Darío Fernando Patiño, director de noticias de Ecuavisa; Ignacio Gómez, presidente de la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip); Adriana Hurtado, presidenta de Fecolper, y Jorge Sánchez Vargas, de la comisión de ética del CPB.

El evento podrá ser atendido no solo de manera presencial, sino a través de internet, en el sitio web http://www.rsechannel.com.

Y en la noche será la entrega de los tradicionales premios de periodismo CPB, en la que está prevista la asistencia del presidente Juan Manuel Santos, a quien se le entregará un pergamino del acta de constitución del CPB, en la que aparece como presidente del gremio Enrique Santos Castillo, padre del hoy Jefe de Estado.

Tomado de: El Tiempo

0 Comentarios

Sin comentarios!

Sin comentarios por el momento, puedes ser el primero.

Enviar comentario

Tu email no será visible. Requerido *