Conozca 8 zumos para 8 males

Contra el dolor de espalda

El dolor de espalda es una problema leve pero, por desgracia, es muy habitual entre la población. Para prevenirlo, puedes recurrir a tomar todos los días un vaso de zumo fresco de uvas fuera de las comidas. Por otro lado, la piña contiene bromelaina, un relajante muscular que viene muy bien para calmar los calambres. El zumo de piña fresca es muy beneficioso para la artritis, así como el zumo de cereza negra.

Contra la tendinitis

Si sufrimos tendinitis, la cereza es una fruta muy beneficiosa para el aparato locomotor. Por eso, se recomienda tomar dos vasos al día de zumo de cereza negra fresca o concentrada, para lo que es conveniente diluirla con agua.

Contra los resfriados

De todos es sabido que la vitamina C es una buena aliada para combatir el resfriado, por eso, el zumo de naranja es un remedio natural para aliviarlo. Tomarlo como hábito cada día nos ayudará a prevenir los catarros.

Contra la fiebre

Si sube la fiebre, existe una fórmula natural de zumoterapia para mitigarla: 100 gramos de fresas y 100 gramos de grosellas en zumo, tres veces al día. El dolor de garganta o su irritación no sólo se soluciona con miel: también la piña y el jengibre son un buen remedio por sus propiedades antiinflamatorias naturales. Pon en un zumo de piña media rodaja de medio centímetro de jengibre y verás cómo disfrutas de una excelente bebida y poco a poco baja la inflamación.

Contra la tos

Para la tos, la piña también es muy efectiva: medio litro de su zumo, mezclado con medio mango y tres ciruelas pasadas por la licuadora mejorará el carraspeo, ya que alivia y lubrica las membranas acuosas de la garganta.

Contra la fatiga

Como reconstituyente, para casos de fatiga y cansancio, prepararemos un zumo de manzana, naranja y limón en la siguiente proporción: 25 gramos de manzana, 250 gramos de naranja y 50 gramos de limón. La retención de líquidos que puede producirse durante el síndrome premenstrual femenino se evita tomando zumos de frutas especialmente diuréticos: sirvan de ejemplo el de melón o el de uvas frescas.

Contra la resaca

Los excesos de la noche o de cualquier celebración suelen tener como consecuencia al día siguiente una tremenda resaca. Para evitarla tomaremos antes de dormir un zumo de tomate, mezclado con un pepino y un cuarto de cebolla pequeña licuados, con una cucharada de aceite de oliva. A la mañana siguiente lo volveremos a tomar.

Contra la diarrea

Otro zumo que estimula el hígado y evita la deshidratación que produce la diarrea se hace con 200 gramos de zanahoria, 30 gramos de remolacha, 100 gramos de apio y entre 10 y 20 gramos de perejil. Nada más levantarte, tómate un vaso de este zumo vegetal, y otro avanzado el día. Verás cómo te recuperas rápidamente.

¡Exprime tu barriga!

Si lo que quieres es perder peso, apúntate las siguientes frutas: pomelo, piña y limón (o  mejor dicho, su piel). Ten en cuenta que las propiedades químicas de una fruta como el pomelo, cargada de vitamina C, provocan una reducción de los niveles de insulina, lo que facilita la pérdida de peso. En cuanto a la piña, también va sobrada de superpoderes para hacerte perder esos dichosos kilos de más. Este quemagrasas tropical es una fuente de bromelaína, que descompone las proteínas y aumenta el ritmo metabólico del cuerpo. Y la pectina que se encuentra en la piel de limón es una estupenda fuente de fibra que te ayuda a perder peso al convertirse en un gel pegajoso cuando la digieres, lo que evita que el estómago absorba el azúcar demasiado rápido.

 

Fuente: Men’s Health

0 Comentarios

Sin comentarios!

Sin comentarios por el momento, puedes ser el primero.

Enviar comentario

Tu email no será visible. Requerido *