Domótica – opciones de cerraduras inteligentes

Hoy en día, la tecnología forma parte importante de nuestras vidas, tanto que parece difícil imaginarse vivir sin ella; la encontramos en cada rincón al que miremos y en cada espacio en el que estemos. Hoy nos hemos vuelto totalmente dependientes y es lógico que queramos tener las facilidades que la tecnología nos ofrece en uno de los espacios más importantes de cada ser humano, como lo es nuestra vivienda.

Esto lo podemos lograr gracias a la domótica, que viene del latín “domus” que significa casa y del griego “tica” que significa automática, es decir que funciona por si sola. La domótica es el control integrado de dispositivos eléctricos y electrónicos de una vivienda o un edificio, donde se automatizan gran número de objetos.

Las cerraduras inteligentes

Las cerraduras inteligentes son gadgets que están pensados principalmente para brindar mayor seguridad, mayor facilidad al abrir y cerrar, crear una interacción mayor con la puerta misma y con los eventos que se pueden llevar a cabo en ella.

Actualmente ya existen cerraduras con llaves y sin llaves como tal, ahora hacen su función con las aplicaciones de asistentes personales como Alexa de Amazon, Siri de Apple y el Google Assistant de Google, obviamente. Se trata de cerraduras inteligentes que pueden ser manejadas por medio de un PIN de seguridad, que para algunas personas es mucho más cómodo. En estos casos, las cerraduras inteligentes pueden ser controladas a distancia, así el usuario puede verificar el estado en el que la cerradura se encuentra y abrirla o cerrarla por medio de comandos de voz.

Para lograr esto, se necesita un accesorio que permite integrar estas cerraduras inteligentes dentro de la casa-habitación conectada. Se trata de módulos distintos, que son compatibles con los sistemas más conocidos como el Z-Wave, Zigbee o HomeKit.

En el caso de la compatibilidad con Apple HomeKit, se permite la integración con la app Apple Home que se puede tener instalada en un iPhone, iPad y Apple Watch; y su uso a distancia por medio de Siri. De forma paralela, también se puede usar la app Yale Secure para controlar la cerradura, añadir o eliminar dispositivos, gestionar hasta 25 códigos PIN o ver el estado de la batería. En el caso de la compatibilidad con Alexa de Amazon, los sistemas en los que se basa son Z-Wave o Zigbee de forma que se puede usar un dispositivo Amazon Echo para poder controlar con el uso de la voz las distintas cerraduras integradas en casa. Además, estas cerraduras se pueden integrar en el ecosistema SmartThings de Samsung.

Unas de las alternativas que mas interesantes me parecen son la “August Smart Lock” que es un complemento tecnológico que se puede colocar en cada puerta de la casa; permite adherirlo a una puerta tradicional y así obtener su controlo total por medio de un smartphone y su app específica por lo cual debe estar conectada a Wi-Fi o Bluetooth. Lo interesante de esta cerradura es que aprovecha el espacio de la cerradura ya existente. Se trata de quitar el mecanismo que permite la apertura manual y reemplazarlo con este kit, que está compuesto de una cerradura y los anclajes necesarios. No necesita herramientas complicadas y una vez instalada solo hay que descargar la app que está disponible tanto para iOS como para Android y calibrar el sistema de giro antes de activar la cerradura y como todo el sistema se coloca al interior de la puerta, la apariencia sigue siendo la misma.

De esta forma podemos tener un control de acceso en casa o en el trabajo aunque no estemos presentes. Además se trata de un sistema que es compatible con la mayoría de estos tipos de cerraduras del mercado. Este sistema tiene sin embargo un pero y es el precio, ya que cada unidad de Smart Lock tiene un precio de cerca de $5,000 pesos mexicanos, por lo que su instalación en todas las puertas de una casa o de una empresa puede suponer un costo importante.

Otra alternativa que me llama la atención es la “SmartCode” de Kwikset, esta empresa ya tiene cierta experiencia en este campo de las cerraduras inteligentes y cuenta con varias soluciones en el mercado; este modelo se caracteriza por ser compatible con Samsung SmartThings y ahora con Alexa de Amazon. Las cerraduras SmartCode permiten el uso de hasta 30 códigos de seguridad a la vez que un código principal de usuario se encarga de mantenerlas a salvo de usuarios no deseados. Estos códigos pueden ser usados bien desde el móvil o bien con la pantalla táctil que incluye la cerradura. Y para más seguridad cuentan con encriptación de 128 bits. Esta alternativa se pueden encontrar fácilmente en el mercado con un precio de al rededor de $5,000 pesos mexicanos, precio muy parecido al de Smart Lock.

Y finalmente, “Xiaomi Vima Smart” es una alternativa que parece ser no tan innovadora pero es muy interesante y parece explorar un nicho que nunca antes había sido explorado. Esta cerradura inteligente es curiosa, pues aunque se conecta a nuestro smartphone cuenta con la particularidad de olvidarse del mismo para su uso. No, no vamos a usar el smartphone a modo de llave como en otras opciones. Para acceder a Xiaomi, tenemos que usar una de las 5 llaves codificadas que vienen con la cerradura. Y como mencionaba anteriormente, esto es muy poco innovador, es acrecentar la colección de llaves en el llavero que llevamos con nosotros día a día.

Lo interesante está en la cerradura programable. Se puede configurar la cerradura desde nuestro smartphone según las necesidades. Así podemos entre distintas funciones, determinar plazos en los que estará inactiva, determinar que llave puede abrir y en qué momento o incluso hacer que debamos usar una combinación de llaves para abrir la puerta. Es un sistema que además avisa si alguien intenta acceder a la casa con otra llave o de si hemos dejado la puerta abierta. Y si se llegan a perder las llaves, o alguna de las llaves, podemos configurar la cerradura para que el conjunto de esas cinco llaves no tengan acceso a la puerta y nieguen o eliminen la posibilidad de abrirla con esas llaves. Es una cerradura que como la anterior, puede adaptarse al hueco de la cerradura convencional pre-existente en la puerta, por lo cual viene en cuatro medidas distintas.

Un sistema que cuenta con una batería interna que hace que no requiera de instalación eléctrica. Además, si la batería se agota nos avisa directamente en el smartphone.
Esta alternativa es la más económica de las 3, ya que su costo ronda por los $1,500 pesos mexicanos.

Fuente: Daniel Alonso López Morales – Revista Cosas de Arquitectos

0 Comentarios

Sin comentarios!

Sin comentarios por el momento, puedes ser el primero.

Enviar comentario

Tu email no será visible. Requerido *