El ballet “El cascanueces” llega a las salas de cine en Colombia

El domingo 13 de diciembre, Cine Colombia del Centro Comercial Cacique presentará el ballet “El cascanueces”, transmitido en vivo desde el teatro Bolshoi de Moscú, a las 12 del día. Con una vistosa escenografía, vestuarios coloridos, muñecos gigantes y más de 25 bailarines en escena.

Este clásico de vacaciones navideñas posee una puesta en escena que sugiere un entorno de cuento de hadas. Se suma la música y atemporal de Tchaikovsky en una versión del Bolshoi que ya es famosa por su gran carga de romanticismo y filosofía, bailada por el talentoso primer bailarín Denis Rodkin como el príncipe valiente y la encantadora Anna Nikulina como Marie. A ellos los acompañan Andrei Merkuriev en el rol de Drosselmeyer y Vitaly Biktimirov como el Rey de los Ratones, además del virtuoso y elegante cuerpo de baile del Bolshoi.

 

En la víspera de Navidad, el padrino de Marie, el mago Drosselmeyer, le regala un extraño juguete: un cascanueces de madera. A medianoche, cuando las celebraciones han terminado, todos los juguetes mágicamente cobran vida. El cascanueces se convierte en un apuesto

príncipe que defenderá a Marie de un ejército de ratones y con el cual viajará por mundos fantásticos. Basado en el cuento de E.T.A. Hoffmann, El Cascanueces es uno de los grandes clásicos del mundo. Con música icónica de Tchaikovsky, esta versión del antiguo director artístico del Bolshoi, Yuri Grigorovich, explora los temas universales del poder, el mal y el amor ideal.

 

De ballet imperial a melodía de película

Este ballet en dos actos fue compuesto por Tchaikovsky en 1891 a pedido de los Teatros Imperiales rusos. Fue el tercero de sus ballets y se estrenó en el Teatro Mariinski de San Petersburgo, el 18 de diciembre de 1892, con coreografía de Marius Petipa y lev Ivanov. El mismo Petipa coescribió el libreto con Ivan Vsevolozhsky, basándose en la adaptación de Alejandro Dumas (Padre), del cuento de E.T.A. Hoffmann. Sin embargo, su fama mundial llegó cuando Walt Disney usó su música dentro de la película Fantasía estrenada en 1940, y luego en 1950, el ballet fue coreografiado por Balanchine para el Ballet de la Ciudad de Nueva York, con transmisión en televisión. Después surgieron otras reconocidas versiones, como la de Rudolf Nureyev para el Royal Ballet y la de Mikhail Baryshnikov para el American Ballet Theatre. La versión que nos trae hoy Bolshoi cuenta con una readaptación de Yuri Grigorovich, a partir de los escritos por Petipa y Hoffmann. Hoy esta música es una de las partituras más populares de Tchaikovski, con melodías tan recordadas como la Danza Rusa y La Danza del Hada de Azúcar, esta última interpretada por un ingenioso instrumento de la época, la‘celesta’; además se utilizan instrumentos de juguete para la escena de la fiesta de navidad.

 

0 Comentarios

Sin comentarios!

Sin comentarios por el momento, puedes ser el primero.

Enviar comentario

Tu email no será visible. Requerido *