El Kasumigaseki Country Club se alista para recibir el golf de los Olímpicos 2020

El regreso del golf a los Juegos Olímpicos para las justas de 2016 permitió nuevamente que nuestra disciplina volviera a las máximas competencias deportivas luego de 112 años. Al comienzo, la consolidación del campo en el que se jugó en Río de Janeiro tuvo contratiempos debido no solo a los costos sino al hecho que en Brasil, como se sabe, el deporte más popular es el fútbol.

Construir de cero un campo de primera categoría en medio de protestas de los ecologistas y los casos judiciales subsiguientes, además de cargos de corrupción, demoraron el proceso, llegando a feliz término y permitiendo la coronación de los primeros medallistas en más de un siglo.

A diferencia de Río de Janeiro, Tokio y Japón tienen una tradición golfística. Nuestra disciplina es popular en ese país y la sede olímpica al noroeste de Tokio, el Kasumigaseki Country Club en la ciudad de Kawagoe, ha existido durante 90 años. Hiromi Kobayashi, novata en el LPGA Tour en 1990, es consciente de la expectativa que generará el golf olímpico en su país.

“Como jugadora me representaba a mí misma”, dijo en el ‘Media Day’ que se realizó con medios de todo el mundo y con otros dos jugadores japoneses de alto nivel: Tsuneyuki Nakajima y Masahiro Kuramoto. “Pero este es un tipo diferente de presión, de competencia. Representar al país en unos Olímpicos es algo que está por encima de todo”, agregó.

Kasumigaseki es uno de los clubes más exclusivos de Japón. Inaugurado en 1929, fue controlado brevemente después de la Segunda Guerra Mundial por las fuerzas estadounidenses. Allí se celebró la ‘Copa Mundo’ en 1957, con el triunfo de Sam Snead y Jimmy Demaret de Estados Unidos. En ese momento, el torneo se conocía como la ‘Canadian Cup’, antes de cambiar de nombre.

Los Juegos Olímpicos se jugarán en el East Course, que cuenta con 7.466 yardas, incluido el hoyo 5, de 640 yardas. Parte del West Course se convertirá en un Campo de Práctica para los juegos en 2020.

“Estoy frustrado porque ahora que lo pienso, hubiera querido participar en los Juegos Olímpicos cuando era joven”, comentó Nakajima, que ganó 48 veces en el Tour de Japón, incluyendo el tercer lugar en 1988 en el PGA Championship de su país.

“El golf regresó a Río de Janeiro, pero personalmente creo que el ambiente no estuvo tan emocionante. Creo que el verdadero valor del golf como parte del programa olímpico se juzgará después de Tokio”, comentó.

El único inconveniente podría ser la ubicación. El campo está en la ciudad de Kawagoe está a 65 kilómetros de Tokio, en el área parcialmente rural de la prefectura de Saitama. El viaje en tren o automóvil toma cerca de una hora, lo que va en contravía de los deseos de los organizadores sobre que los golfistas se queden en la Villa Olímpica con todas las delegaciones. La villa se estipuló en el centro de Tokio.

Adicionalmente, y bajo la presión del Comité Olímpico Internacional, el club ha permitido que las mujeres obtengan condición como miembros completos del club, además de la eliminación de algunas restricciones de fin de semana para ellas. “Con eso ya no hay problema”, anotó Kobayashi. “Estoy feliz de tener la oportunidad de promocionar a Japón a través de los Juegos Olímpicos y mostrar lo maravilloso que es este club de golf para el mundo”, puntualizó.

Fuente: Federación Colombiana de Golf

0 Comentarios

Sin comentarios!

Sin comentarios por el momento, puedes ser el primero.

Enviar comentario

Tu email no será visible. Requerido *