El sueño de Paul McCartney

Por ferchoPEÑA

@ferchopmusic

Acetato Sábados 6-8pm 100.7 fm La Cultural

 

Comienzo  por decir que no es fácil descifrar un sueño. Me refiero a los momentos que se bien en la mente mientras dormimos. También habría que mirar qué tipo  de sueño se ha tenido. Seguramente, si es positivo, servirá para sumar en la búsqueda de  metas planeadas, pero cuando  el sueño termina convertido en realidad y además en éxito es aún más sorprendente. Este es el caso de Paul Mc Cartney  quien después de experimentar  el contacto con su mamá en un sueño, terminó por escribir o componer una de las canciones más exitosas y más sonadas en la historia de la música, revisemos de qué se trata.

 

Época difícil

Transcurría el año de 1969, la época era algo compleja. La banda de Paul, The Beatles, no hacía conciertos desde 1966. Ya no había mucho interés en esto, y para completar la relación, entre el cuarteto no marchaba nada bien. El ambiente de poca tolerancia entre sus músicos eran constante, casi que sin expresar palabras se intuía que los caminos, sobre todo el de Paul y el de Lennon, ya estaban decididos. Por lo menos como grupo no continuarían.

 

El objetivo

La metodología para grabar música había cambiado para la banda, no fue una norma  establecida pero la misma  convivencia los llevó a  que cada uno grabara casi que por separado. Como el grupo ya había dejado de hacer conciertos, el objetivo del momento era grabar un disco en vivo, desde ese entonces las sesiones de grabación comenzaron a ser grabadas en video (1969) por Michael Lindsey, un cineasta muy reconocido responsable del concierto de los Rolling Stones llamado “Rock n roll Circus”, prácticamente una película grabada en 1968.  El evento consistía  en dos conciertos en una carpa de circo real con las presentaciones de The Who, John Lennon, Yoko Ono, Marianen Faithfull, y una banda que se llamaba The Dirty Magic, con la inclusión de los músicos Eric Clapton, Micth Michel y Keith Richards.

 

El álbum cambia de nombre

Mientras se gestaba el disco que tendría inicialmente el título de “Get back”, la convivencia en las sesiones de grabación mejoraron notablemente, el disco tendría una marca musical definitiva para la industria de la música. El cambio del nombre del  disco de “Get back” a “Let it be”  se da precisamente por la producción que para esta oportunidad  incluyó algunos arreglos orquestales  y la participación de  Billy Preston en el piano. El álbum presentado como “Let it be” fue el último disco que salió a la venta pero no fue el último de estudio.

 

“Let It Be”: el sueño de Paul

El 8 de mayo de 1970 se lanzó  lo que para muchos críticos del rock sería el mejor álbum de The Beatles. Esta producción finalmente se llamó “Let it be”, el disco se presentó con 16 canciones, 8 por cada lado del acetato, y en el repertorio una canción que llegó al número 1 en los Estados Unidos. “Let it be” como canción fue clasificada por la Revista Q Music en el lugar número 179 entre las 1000 canciones de siempre. De igual manera, la revista Rolling Stone la ubicó en el puesto número 20 entre las 500 mejores canciones de todos los tiempos. En realidad la canción llega a la mente de Paul después de soñar con su madre. Recordemos que Paul había perdido a su mamá cuando él tenía 14 años. Tras recordar la época del disco, era claro que todo lo que pasaba en el entorno del grupo llevaría a Paul a ese momento especial.  Según Paul en el sueño,  pudo conversar con su mamá sintiéndose bendecido,  la frase que le marcó la mente para la creación de la canción nació de un comentario que ella le hacía a Paul: “Todo va a estar bien, déjalo ser” ( Let it be).

 

 

0 Comentarios

Sin comentarios!

Sin comentarios por el momento, puedes ser el primero.

Enviar comentario

Tu email no será visible. Requerido *