Estadísticas revelan aumento en la donación de órganos y tejidos en Santander

El Día Mundial de la Donación de Órganos y Tejidos, que se celebra el 14 de octubre, fue establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Suiza. Esta fecha se conmemora desde 2005, con el fin de despertar conciencia en la población y recordar la importancia de convertirse en donante de órganos para salvar vidas, y además, impulsar políticas públicas que promuevan la donación para trasplantes en todos los países.

La Ley 1805 de agosto de 2016, entró en vigencia el 4 de febrero de 2017 y establece que “se presume que se es donante cuando durante su vida se ha abstenido de ejercer el derecho que tiene a oponerse a que de su cuerpo se extraigan órganos, tejidos o componentes anatómicos después de su fallecimiento”. Este procedimiento ha logrado que hoy las condiciones y el número de donantes y pacientes que han recibido trasplantes, muestren un panorama alentador en la región.

Según el Instituto Nacional de Salud (INS), en Colombia, hay cerca de 400 donantes al año y una lista de espera para trasplantes que hasta marzo de 2017 era de 2.637 pacientes, en promedio. Frente a esto, el reto de la Fundación Cardiovascular de Colombia (FCV), en materia de donantes en el ámbito local y regional, según el doctor Fernando Quintero, es “tener entre 10 a 16 donantes al mes. Este incremento lo necesitamos por todos los pacientes que se encuentran en lista de espera y se va a incrementar el número de donantes, ya con el trabajo que están haciendo dos coordinadores de trasplantes que se unieron al equipo, hace mas o menos un mes, que se encuentran buscando o detectando donantes tanto en Valledupar como en la ciudad de Cúcuta”.

La doctora Laura Hernández, Coordinadora de Trasplantes de la FCV, resalta que en Santander, el mal de Chagas es una de las causas más frecuentes por la cual se necesita trasplante de corazón en adultos. En niños, son las cardiopatías congénitas, que por lo general, son de nacimiento.

La enfermedad de Chagas, mal de Chagas o tripanosomiasis americana, es provocada por insectos que transmiten el parásito Tripanosoma cruzi. Éste llega a adherirse a los nervios del corazón, lo que provoca dilatación, arritmia o insuficiencia cardiaca progresiva. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se calcula que en el mundo hay entre 6 y 7 millones de personas infectadas por Trypanosoma cruzi, que es el parásito causante de la enfermedad de Chagas. La mayoría de ellas son de América Latina, y Colombia es uno de los 21 países registrados con más zonas endémicas.

En el oriente Colombiano, las cifras de la Regional 4 de la Red Nacional de Donación y Trasplantes, muestran que el total de donantes hasta septiembre de este año fue de 79, lo que representa un aumento frente al año anterior, cuando se registraron 27. Además, las estadísticas exponen que este año la tasa de órganos trasplantados fue mayor, con 73 órganos, a diferencia de 2016 que fue de 36 trasplantes.

Aunque las estadísticas hoy son alentadoras, se quiere extender una invitación ya que son cifras que necesitan incrementarse, pues siguen siendo muchas vidas las que se pierden y una lista de espera que aumenta al no haber suficientes órganos.

Dos corazones para toda la vida

Isaac Camilo Blanco Torres tiene 10 años y es beneficiario de trasplante de corazón. Su madre, Nerys Torres, relata que él nació con una cardiopatía dilatada en el ventrículo izquierdo. Durante un periodo de tiempo, Isaac siguió presentando problemas cardiacos y fue remitido a Cartagena, pero al no lograr mejoría y con la urgencia de un nuevo órgano, llegó a la Fundación Cardiovascular de Colombia, donde en menos de 24 horas logró obtener su corazón. Luego de la cirugía, Isaac Camilo continúo con los cuidados y controles clínicos, pero logró recuperarse satisfactoriamente y llevar una vida normal.

En el caso de Juan David Galindo, de 12 años de edad, su madre, Diana Gordillo, cuenta que los médicos de otras instituciones le habían hecho perder todas las esperanzas, y para ellos, lo mejor era que disfrutara los últimos momentos de vida de sus dos hijos. Su hijo menor falleció en la lucha para encontrar un corazón. Durante 2010, Juan David sufrió un derrame cerebral y estuvo recuperándose mientras esperaba su corazón. Diana vio en la FCV otra oportunidad para tener a su hijo por muchos años más, y fue así como el corazón llegó en 2011 y su hijo pudo recibir el trasplante exitosamente.

Isaac Camilo Blanco Torres (izquierda) y Juan David Galindo (derecha)

Isaac Camilo Blanco Torres (izquierda) y Juan David Galindo (derecha)

0 Comentarios

Sin comentarios!

Sin comentarios por el momento, puedes ser el primero.

Enviar comentario

Tu email no será visible. Requerido *