Este sábado 11 inicia el Ciclo de Verano de ópera con “La Traviata”

La Traviata llega en pantalla grande a Bucaramanga

Este sábado 11 de julio, a las 11 de la mañana, inicia el Ciclo de Verano de The Metropolitan Opera de Nueva York a través de Cine Colombia de Cacique, con la presentación de “La Traviata” compuesta por Giuseppe Verdi, cuyo argumento está basado en la obra literaria “La dama de las camelias” del autor francés Alexandre Dumas, hijo. En esta oportunidad, la obra cuenta con la dirección de escena del alemán Willy Decker, reconocido por la simplicidad y contundencia de su trabajo y sus montajes abstractos y conceptuales.

El repertorio de Verdi se caracteriza por el realismo y específicamente, “La Traviata” ofrece un desarrollo dramático con un trasfondo intimista por parte de sus personajes. La primera puesta en escena de esta ópera marcó un hito al ser la primera en contar con un diseño de vestuario contemporáneo, puesto que todas las producciones de ópera que se habían realizado en Europa hasta el momento habían sido con trajes de siglos pasados.

 

 

Acerca del montaje

La soprano francesa Natalie Dessay estará en el papel de Violetta Valéry, uno de los personajes más realistas y populares de la historia de la ópera. El tenor norteamericano Mathew Polenzani será Alfredo Germont, su fiel y devoto enamorado. El barítono ruso Dmitri Hvorostovsky, a quien vimos en el Teatro Mayor de Bogotá en 2011, será el inclemente Giorgio Germont.

Transmitida por primera vez en Colombia en abril de 2012, esta es la historia del último mes de vida de Violetta Valéry, la eterna heroína condenada al desamor por las convenciones sociales sobre la castidad de la mujer. ¡El próximo sábado 11 de julio, no se pierda el registro sobreagudo de Dessay y su impecable actuación!

La producción
El director artístico Willy Decker nos trae una Traviata situada en un presente indefinido: no se sabe qué año o qué época es, pero el vestuario y la escenografía son contemporáneos, minimalistas. Lo evidente es que el medio social de Violeta y Alfredo es tal como el nuestro: reverente, conformista, insensible.

Una sala circular, paredes blancas que a veces se iluminan de un azul eléctrico; un sofá de un rojo tan intenso como el vestido de Violeta; un enorme reloj negro y nada más. El reloj y la presencia de un sigiloso hombre que se pasea por el escenario (y que resulta ser el Doctor Grenvil) significan el paso del tiempo. Tiempo que se le agota a Violeta Valéry. Porque el simbolismo es uno de los efectos más poderosos de la producción. Violeta trata de parar las manecillas del reloj; los invitados a la fiesta de Violeta están todos vestidos de hombre y son un vil grupo de borrachos que se convierten en su pesadilla.

La extraviada
Sabiendo que pronto morirá de tuberculosis, Violeta decide dejar atrás su vida de amoríos libertinos y entregarse a Alfredo, un hombre que aparece de la nada y profesa un amor verdadero: “mi amor es el pulso de todo el universo, misterioso, orgulloso, y me llena de sufrimiento y de dicha el corazón”, dice.

Pero el idilio dura poco. El señor Germont, padre de Alfredo, llega donde Violeta un día que Alfredo no está y se empeña en convencerla de que abandone a su hijo. Hay una razón “de fuerza mayor”: su otra hija está comprometida con un noble que se niega a casarse a menos que Violeta y Alfredo se separen, pues la mala reputación de Violeta como mujer libertina mancharía la de toda la familia. Violeta, finalmente, entiende, y con el dolor del alma se resigna a su antiguo modo de vida.

Violeta vuelve a su vida libertina y superficial, y está en una fiesta con su amante de turno, el Barón Douphol, cuando llega Alfredo. Al rato, Alfredo (quien no sabe la verdadera razón por la que Violeta lo dejó) ha ganado un montón de plata en el juego de azar y se la tira a Violeta en la cara, para “pagar la deuda que tiene con ella”.

¿Cómo puede terminar este drama? ¿Descubrirán Violeta y Alfredo que son víctimas de un engaño?

Mayores informes en www.cinecolombia.com.co

0 Comentarios

Sin comentarios!

Sin comentarios por el momento, puedes ser el primero.

Enviar comentario

Tu email no será visible. Requerido *