Huevo en la gastronomía

El huevo que se consume más es el de gallina, pero existen otros huevos que son del agrado de nuestro paladar, como los huevos de codorniz. También en ocasiones se consume el huevo de pata, los huevos de iguana y los de tortuga (estos últimos están regulados por el peligro de extinción), pero existen otros huevos que no estamos acostumbrados a comer, como el huevo de avestruz, el de oca, los huevos de pescado o caviar. Pero los reyes en la gastronomía son los de gallina.

Mencionare las formas más comunes de consumir el huevo. Los fritos: me comentaba una seguidora en Facebook, que sus huevos no le quedaban como los míos, o sea, bien fritos, y para eso es necesario hacerlos con aceite, no con mantequilla. Revueltos o picados. Estos quedan bien si ocupamos grasa como la mantequilla o grasa de cerdo. Los podemos combinar con jamón, cebolla, tomate, guisantes, pedacitos de tocino, con un poquito de crema y muchas cosas más que les podemos agregar. Los tibios: estos se cocinan con todo y cáscara en agua hirviendo, y el punto para que queden perfecto es calentar el agua a punto de ebullición, luego meter los huevos con la ayuda de una cuchara para que no se rajen.

Los huevos es preferible que estén ha temperatura ambiente. Luego sancocharlos exactamente tres minutos. ¡Les quedarán perfectos! Pochados: para hacer los famosos huevos benedictinos bastará con calentar abundante agua (no hirviendo) en una olla grande, luego agregar vinagre al agua y con esto tendremos huevos pochados perfectos.

Crudos o huevos a la ostra: esta forma de comerlos es una forma de hace mucho tiempo, nuestros abuelitos cuentan que los comían, y quebrar dos huevos en un vaso, agregar limón, salsa inglesa y sal será suficiente y ¡¡salud!! Y para terminar, uno datos curiosos. Los huevos que venden en los supermercados no son fertilizados, la gallina indiferentemente tenga gallo o no pone un huevo diario, y los huevos fertilizados se llaman “huevos de amor”, estos se encuentran en los mercados. El color del huevo, varía de la raza de la gallina, las de plumaje obscuro son rojos y las de plumaje blanco son blancos. Los dos saben igual y tienen los mismos nutrimientos.

Tomado de: La Prensa Gráfica

0 Comentarios

Sin comentarios!

Sin comentarios por el momento, puedes ser el primero.

Enviar comentario

Tu email no será visible. Requerido *