Los cinco protagonistas del Masters de Augusta 2016

Terminó una edición más del Masters de Augusta, una de esas que quedará en los libros de historia por su emotividad, pues se definió en una ronda final con resultado inesperado, con un campeón ávido de alegría reprimida y un líder desbancado, contrariado y al borde del llanto.

Danny Willett

En su cumpleaños 80, el Masters añadió a su selecto grupo de campeones a Danny Willett, un sorpresivo campeón en Augusta National. Tiene 28 años y tras su victoria del domingo ascendió al noveno lugar del ranking mundial.

Jugando con tacto pero arriesgado en los momentos oportunos, Willett selló una ronda final que rayó en la perfección, con seis birdies y sin errores. Firmó la tarjeta con 5 golpes bajo el par para ganar así el campeonato.

Mientras sus rivales resignaban valiosos golpes, Willett se abstrajo de la presión de verse líder del Masters ante la caída libre del campeón defensor Jordan Spieth. Sin especular, el inglés hizo gala de un buen drive, además de un correcto putt en los greenes de Augusta, de los más rápidos del planeta.

La alegría de Inglaterra y de toda Europa: desde que Nick Faldo ganara el Masters en 1996, un golfista de ese país no ganaba en Augusta, a la vez que cortó con 17 años de “ayuno” de los europeos, que no celebraban un triunfo allí desde que el español José María Olazábal lo logró en la edición de 1999.

En lo personal, Willett celebró “a lo grande” el reciente nacimiento de su primer hijo, que se dio semana y media atrás. Además, este Masters es su primer Major.

Jordan Spieth

Todo estaba preparado para la fiesta de Jordan Spieth, quien defendía su campeonato en Augusta del año anterior y había terminado en lo más alto de la clasificación en las tres rondas anteriores. Infortunadamente para el estadounidense de 22 años, perdió el liderato en la ronda final y como consecuencia de terribles errores suyos en los momentos menos propicios.

No se le puede culpar a Spieth de haber perdido el Masters por ambicioso, pues no fue agresivo. Más bien, tomó malas decisiones. Bien podría decirse que desde el hoyo 10 perdió los papeles y en el 12 cayó a la lona para nunca más levantarse. Ese cuádruple bogey fue letal para su aspiración de repetir el campeonato. Más adelante se ilusionó con remontar posiciones, pero se le acabaron los hoyos.

En su tercera aparición en el Masters, Spieth logró el segundo lugar, que le sabe a poco. Visiblemente abatido, terminó su ronda y evitó a los periodistas. Ya en la ceremonia de premiación a Willett, no pudo ocultar su amargura, pues su segundo triunfo en Augusta se le había escapado “como agua entre los dedos”.

Rory McIlroy

Otra vez, Rory McIlroy se fue sin pagar la cuenta de Augusta. Muchos predecían que en su octava participación en el Masters “por fin” se pondría la chaqueta verde, pero no fue así.

Sí, el norirlandés logró un décimo lugar, pero su juego deja serias dudas. Nunca estuvo correcto con el drive y fue un visitante asiduo de los bunkers. En otras palabras, padeció el Masters, pues no lo disfrutó.

En la segunda ronda se apretaron mucho las posiciones y McIlroy coqueteó con el segundo lugar, pero fue un espejismo. Se cayó en el fin de semana y tendrá que seguir a la espera del próximo Masters, a ver si logra completar el “puzzle” de los cuatro Majors, sólo le falta el “grande” de Augusta.

Bryson DeChambeau

El mejor amateur del Masters en 2016 fue Bryson DeChambeau, un joven estadounidense de 22 años quien todavía adelanta sus estudios universitarios.

Terminó su primera incursión en Augusta en el puesto 21, con cinco golpes sobre el par, lo que a simple vista no es un gran resultado para un profesional, pero sí lo es para un golfista amateur, que seguramente dará el salto al profesionalismo el próximo año.

En su naciente carrera ya ha jugado el US Open en 2015 (falló el corte) y más recientemente el Masters, además que ganó el US Open Amateur y la Walker Cup, ambas en aquel año.

Tom Watson

Otro grande que dijo adiós. Tom Watson, campeón en Augusta en 1977 y 1981, jugó su último Masters en este 2016. En su dilatada carrera jugó 43 ediciones y 15 veces terminó en el Top 10.

En esta última vez, Watson falló el corte, pues contabilizó 152 goles en sus dos primeras rondas (+8 para el campeonato). El veterano golfista estadounidense también ganó cinco veces el Open Championship (1975, 1977, 1980, 1982 y 1983) y en una ocasión el US Open (1982).

 

Fuente: Federación Colombiana de Golf.

0 Comentarios

Sin comentarios!

Sin comentarios por el momento, puedes ser el primero.

Enviar comentario

Tu email no será visible. Requerido *