Los diez alimentos (muy habituales) que destrozan tus dientes

Existen comidas altamente peligrosas para la salud dental. Tras años de estudios y comprobaciones científicas, sabemos que no se debe abusar de estos bocados

Para una sonrisa radiante sin riesgos, hay un listado de alimentos a mirar con lupa. Los ha recogido la Clínica Smilodon. Muchos seguro que sorprenden.

El vino tinto. ¿Quién puede resistirse a una tentadora copa de buen vino? Este es uno de los responsables de que aparezcan sombras grisáceas en los dientes. Contiene taninos, al igual que el café y el té, pero también combate la aparición de caries. Lo malo del vino tinto es que si se consume cotidianamente provoca la aparición de manchas grises en la dentadura, las cuales son más difíciles de eliminar que las amarillentas. Como todos sabemos, además de tener efectos a largo plazo sobre el esmalte dental, el vino tinto mancha los dientes mientras lo consumimos. Aunque este efecto es efímero (en cuando se lavan los dientes desaparecen los residuos de color), puede causar un efecto antiestético notable.

Cítricos y alimentos ácidos. Este grupo de alimentos, entre los que encontramos limones, naranjas, pomelos o tomates. pueden ser los causantes de que un tono amarillento asome por los dientes. Debido a su alto grado de acidez, pueden llegar a erosionar el esmalte y provocar que la dentina (la capa que se encuentra bajo el esmalte) quede más expuesta a los ácidos que ingerimos, lo que puede provocar un daño irreparable en la dentadura.

Arándanos, moras y granadas. Estas frutas contienen muchísimos antioxidantes, lo cual es muy positivo, pero al ser ricas también en pigmento pueden provocar que los dientes se manchen a largo plazo.

 El café. Contiene taninos (polifenoles ácidos), los cuales pueden provocar manchas en nuestros dientes. También es una bebida muy ácida y altera el equilibrio del pH de la boca, lo que provoca que los alimentos ácidos que se ingieran afecten en mayor medida. Puede provocar desde manchas en los dientes hasta la decoloración de estos.Los dulces. ¡Sí, los temidos, pero a la vez irresistibles dulces! Contienen mucho azúcar y, a medida que las bacterias se van alimento de dichos azúcares, van liberando ácidos que provocan el deterioro de la dentadura. También provocan un oscurecimiento de los dientes, y son los causantes de las caries en la mayoría de los casos. Se recomienda despedirse de ellos o consumirlos moderadamente.

 

0 Comentarios

Sin comentarios!

Sin comentarios por el momento, puedes ser el primero.

Enviar comentario

Tu email no será visible. Requerido *