Prográmese con la nueva temporada del Ballet Bolshoi en cines

Una temporada definida por la perfección y la audacia es la que nos trae este año el Ballet Bolshoi. Clásicos de todos los tiempos como El cascanueces, El lago de los cisnes y La bella durmiente se unen a coreografías diseñadas exclusivamente para esta compañía, como La Edad de Oro, La corriente clara y Un héroe de nuestro tiempo, además de la producción inédita dedicada a la danza contemporánea, Una velada contemporánea.

Con las refinadas melodías de compositores clásicos como Shostakovich, Tchaikovsky, Stravinsky y Czerny, al lado de las propuestas de contemporáneos como Leonid Desyatnikov y el joven revelación Ilya Demutsky, surgen vibrantes producciones que marcan el tono de una programación de lujo que los colombianos podrán apreciar con la más alta definición, en 15 salas seleccionadas de Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, Bucaramanga, Cartagena, Manizales e Ibagué.

Grabadas en vivo directamente desde Moscú, estas piezas de danza llevan el sello de prestigiosos coreógrafos como el maestro ruso Yuri Grigorovich, Jerome Robbins, de Nueva York, el danés Harald Lander y los revolucionarios ruso-estadounidenses Alexei Ratmansky y Yuri Possokhov, además de los principales bailarines del mundo en la actualidad: Svetlana Zakharova, Maria Alexandrova, Mikhail Lobukhin, Svletana Lunkina, Denis Rodkin y Ana Nikulina. Juntos unen nombre y virtuosismo al del legendario Ballet Bolshoi para presentar una programación incomparable.

La temporada comienza el domingo 23 de octubre con La corriente clara, un cómico ballet en dos actos cuya coreografía del ruso Alexeï Ratmansky, fue galardonada con 4 Máscaras de Oro y el Premio del Círculo de Prestigio Inglés en 2007. Estrenada en 2003 y filmada en 2012, La corriente clara invoca el genio musical de Shostakovich y con alto sentido del humor, coloridos personajes y situaciones hilarantes construye una obra maestra que provoca carcajadas y presenta un Bolshoi rebosante de vida.

En un ambiente de music-hall y sobre una partitura de jazz, el 13 de noviembre se presenta La Edad de Oro, una vibrante coreografía para adultos del maestro Yuri Grigorovich con música de Shostakovich que incluye números de cabaret, intrigas pasionales y duetos seductores. Un ballet creado exclusivamente para el Bolshoi.

Y siguiendo un homenaje a Grigorovich se presentan consecutivamente tres de sus más aclamadas coreografías de obras clásicas con la música atemporal de Tchaikovsky: El 11 de diciembre regresa El Cascanueces donde todo el cuerpo de baile del Bolshoi interpreta a los mágicos e inolvidables personajes de Hoffmann. El 5 de febrero el turno es para un ballet de incomparable belleza y sublime partitura: El lago de los cisnes, en la exitosa versión estrenada en 2001, donde la prima ballerina Svetlana Zakharova transmite una técnica perfecta, acompañada del potente y romántico Denis Rodkin como Siegfried. Y el 12 de marzo se presenta La bella durmiente, en una deslumbrante pieza de ballet con suntuosas escenografías y vestuarios que acompañan a las estrellas y cuerpo de baile del Bolshoi para darle vida a la adaptación de Marius Petipa del cuento clásico de Charles Perrault.

Esta nueva temporada del Ballet Bolshoi nos trae dos nuevas producciones: La primera de ellas es Una velada contemporánea cuya première mundial será el 19 de marzo y en Colombia se transmitirá el 30 del mismo mes. Aquí el Bolshoi asume con audacia el reto de interpretar The Cage, del coreógrafo neoyorquino Jerome Robbins, Études, del danés Harald Lander y Russian Seasons, de Alexeï Ratmansky. Del encuentro entre los mejores bailarines del mundo y los maestros de la coreografía contemporánea resulta una síntesis extraordinaria: la energía de Robbins, el virtuosismo de Lander y la aguda genialidad de Ratmansky llevan al Bolshoi a niveles insospechados.

Y para cerrar con broche de oro esta nueva temporada el Bolshoi presenta por primera vez en cine Un héroe de nuestro tiempo. Una adaptación de la obra maestra de la literatura rusa de Mikhail Lermontov, compuesta por el nuevo enfant terrible de la música clásica rusa, el joven Ilya Demutsky, e interpretada en exclusiva por el Bolshoi con coreografía de Yuri Possokhov, artista en residencia del Ballet de San Francisco y quien este año fue galardonado por este trabajo con el Premio Benois de la Danza a Mejor Coreografía.

 

INFORMACIÓN SUMINISTRADA

0 Comentarios

Sin comentarios!

Sin comentarios por el momento, puedes ser el primero.

Enviar comentario

Tu email no será visible. Requerido *