Javier Valdivieso, su búsqueda de la belleza