Seis de los ocho colombianos presentes superaron el corte este viernes en el Latin American Amateur Championship 2017

El antioqueño Nicolás Echavarría, con un total de 139 golpes (-1) en la cuarta posición, se mantuvo como el mejor colombiano este viernes en la segunda jornada del Latin American Amateur Championship, el torneo por excelencia del golf aficionado en la región y en el que seis de nuestros ocho representantes siguieron en carrera luego del corte.

El costarricense Álvaro Ortiz, con 137 (-3), pasó adelante en la clasificación, seguido por el guatemalteco Alejandro Villavicencio y el brasileño Herik Machado, a un golpe. El segundo día del certamen que entrega un cupo al Masters de Augusta al campeón trajo las complicaciones habituales de un ‘Major’ de estas características, incrementando poderosamente los ‘scores’ y dejando un decorado totalmente distinto en las primeras colocaciones.

En un campo que finalmente mostró los dientes, en medio de un caluroso viernes en el Club de Golf de Panamá, Colombia mantuvo al frente a algunos de los protagonistas en el día, poniéndose como uno de los países con más representantes para el fin de semana. Constantes y repentinas rachas de viento pusieron contra las cuerdas en general a la totalidad del ‘field’ pero especialmente a los jugadores del turno de la tarde, en el que actuaron cinco de los nuestros.

El corte fue establecido en 149 golpes (+9), el más alto en la historia del LAAC y sólo 8 jugadores se mantienen bajo el par de cancha. En 2015 en Pilar Golf, Argentina, fue 152 (+8) mientras que, en 2016 en Casa de Campo, República Dominicana, fue 150 (+6).

Echavarría, que jugó en la mañana, vivió un día exigente en el que no se vio tan cómodo con en la víspera. El antioqueño se puso sobre par con ‘bogeys’ al par 3 del 13, tras una mala salida, y en el 15, componiendo en parte el camino con un espectacular segundo tiro en el par 4 del 18 que le dio la primera alegría del día.

Luego, aprovechó el par 4 del 2 (el quinto hoyo más exigente de la cancha) para ponerse pares, en un momento en el que volvía a meterse en el Top-5 en el tablero. Posteriormente, la dejó cerca en el 5 y se ‘tripoteó’ al 6, cerrando con un nuevo ‘bogey’ en el 9 luego de dejar la bola en una grieta en mitad de ‘fairway’ en la salida y fallar el par con la bandera corta a la izquierda.

Así, Echavarría alcanzó los primeros 36 hoyos con sus posibilidades intactas, manteniendo la tranquilidad que le da la madurez adquirida en años anteriores en distintos certámenes de alto calibre. Sus 139 golpes (-1) lo tienen cerca para el fin de semana, con varios jugadores peleando y a apenas un par de impactos del líder Ortiz.

El cucuteño Carlos Ardila, otro de los colombianos que jugó temprano, se destacó como el mejor de los nuestros este viernes tras marcar tarjeta de 69 (la única bajo par entre los nuestros y con la que ascendió varias posiciones, quedándose en la casilla 20 junto con el quindiano Santiago Gómez, entre otros.

El de Armenia tuvo que batallar por pasajes en su ronda para finalizar con un 76 (+6) que reflejó lo exigente que se mostró el recorrido. Un doble ‘bogey’ al 11 y ‘bogeys’ en cuatro hoyos más antes fue el balance del jugador que próximamente estará en las filas profesionales.

Ardila, a su vez, es uno de los debutantes en esta semana y logró abrirse paso en el corte pese a cerrar con un par de ‘bogeys’ en el final, afectando el rendimiento de cuatro ‘birdies’ y un ‘bogey’ en sus primeros 14 hoyos del día.

Los bogotanos Sebastián López y Pablo Torres continuaron en el orden, con el primero contando tarjeta de 71 (+1) y embocando un ‘birdie’ fundamental en la recta final de su vuelta para compartir el lugar 33.

Torres también se metió en el fin de semana al embocar un gran ‘putt’ en el 18 y haciendo 75 (+5) para global de 148 (+8) que le garantizó el poder jugar las cuatro jornadas, algo que le había quedado pendiente el año anterior en República Dominicana. Al final, quedó de 41.

Al otro lado, por debajo de la línea del corte se quedaron el santandereano Iván Camilo Ramírez y el bogotano Daniel Faccini, despidiéndose de la competencia con totales de 153 y 154 golpes, respectivamente.



Tras firmar una tarjeta de 66 golpes (-4), el costarricense Ortiz es el único puntero después de la segunda jornada. El líder, de 48 años y seis veces campeón centroamericano, fue el que aprovechó las mejores condiciones del clima por la mañana (el viento sopló más fuerte por la tarde) y apela a su experiencia para mantener la racha triunfal de los jugadores de su país en el LAAC tras el triunfo de Paul Chaplet en 2016.

Nacido en San José hace 48 años, Ortiz ostenta 24 títulos en el campeonato amateur de su país y tiene asistencia perfecta en el LAAC. “Jugué por primera vez este campo hace 37 años y obviamente ha cambiado a lo largo del tiempo, pero me siento muy cómodo. La cancha está más larga desde entonces y uno se vuelve más viejo. Creo que la diferencia respecto del jueves es que acerté más ‘greenes’ y me dejé algunas buenas chances de birdie que aproveché”, dijo el puntero,

El peruano Julián Périco, puntero después de los primeros 18 hoyos, hizo 75 golpes (+5) y descendió al cuarto lugar junto con Echavarría y el boliviano José Luis Montaño. Otro que se destacó temprano fue el argentino Andrés Gallegos que también firmó 66 golpes (+4) y totaliza 139 golpes (-1).

La contracara fue su compatriota Alejandro Tosti, quien llegó a Panamá como uno de los favoritos después de una gran temporada en el golf universitario de los Estados Unidos. Tosti repitió la vuelta del jueves (74 golpes) y con un total de 148 (+8) pasó con lo justo el corte clasificatorio. En esa línea se ubicó también el campeón del LAAC en 2015, el chileno Matías Domínguez (78 hoy).

 

Fuente: Federación Colombiana de Golf

0 Comentarios

Sin comentarios!

Sin comentarios por el momento, puedes ser el primero.

Enviar comentario

Tu email no será visible. Requerido *