Siete alimentos donde se puede encontrar la vitamina A

La vitamina A pertenece a un grupo de nutrientes llamados retinoides que promueven la salud de los ojos, la piel y las mucosas; el crecimiento óseo ; la reproducción, y el crecimiento y mantenimiento de las célula. Esta vitamina se almacena principalmente en el hígado; por ello, es natural que el hígado sea una fuente de la misma.

De acuerdo con David Grotto, en su libro Lo mejor que puedes comer, en la dieta se encuentran dos formas de vitamina A: la preformada, de origen animal, y la provitamina A  (carotenoides), de origen vegetal. De los 563 carotenoides identificados se encuentran sobre todo en frutas y verduras rojas, amarillas y naranjas, menos del 10 % se transforman en vitamina A en el organismo.

Tenga en cuenta

La ceguera nocturna es uno de los primeros síntomas de deficiencia de vitamina A; por su parte, la deficiencia a largo plazo es una de las principales causas de ceguera prevenible en niños. La deficiencia de vitamina A también aumenta la susceptibilidad a infecciones.

Por otro lado, el exceso de vitamina A de origen animal puede ser tóxico, a excepción de los alimentos de origen vegetal

 

Ranking

 

1. Hígado: especialmente el que provee el ternero es uno de los alimentos con mayor densidad nutricional en el mundo. Es una fuente excelente de colina, cobre, folato, hierro, niacina, fósforo, proteína, vitamina B12 y zinc, así como una buena fuente de ácido pantoténico y selenio. Puesto que el hígado de los animales tiene una concentración alta de la forma más absorbible de la vitamina A. El hígado es bajo en grasa, pero, por desgracia, es alto en colesterol, por lo que es recomendable limitar la ingesta a no más de unas cuantas veces por semana.

 

2. Jugo de zanahoria y zanahorias: esta una fuente excelente de alga y betacaroteno. Un vaso de jugo provee alrededor de 700 mg de potasio.

3. calabaza de Castilla: son fuente de fibra y vitamina A -especialmente de alfa y betacaroteno). El consumo de calabaza ayuda a acombatir la diabetes y el cáncer gracias a las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

4. Camotes: es una importante proveedor de fibra, vitaminas A, B6 y C. Asimismo, es fuente de hierro, magnesio, niacina, fósforo, potasio, riboflavina y tiamina. Estudios han demostrado que una dieta que incluye camote en personas con diabetes de tipo 2 genera efectos benéficos en el control de la glucosa. Asimismo, se ha demostrado que este alimento contribuye a disminuir el fibnrinógeno, sustancia que ayuda a formar la placa en las arterias.

5. Espinacas: cocidas o drenadas son una fuente de calcio, folato, hierro, magnesio, riboflavina, fósforo, potasio, tiamina, zinc y vitaminas A, B6, C, E y K. Su contribución nutricional se extiende para ser un excelente aliado en el momento de generar un efecto relajante en las arterias y reduce el riesgo de padecer cardiopatías y reduce la presión arterial.

 

6. Berza: su consumo aporta al organismo el calcio, manganeso, folato y las vitaminas A y C. También provee hierro y fibra. La berza cocida o al vapor ayuda a bajar el colesterol.

7. Col rizada: al picarla o cocinarla es fuente de calcio, fibra, hierro, fósforo, vitaminas A, B6, C y K.

 

Fragmento de Lo mejor que puedes comer de David Grotto

0 Comentarios

Sin comentarios!

Sin comentarios por el momento, puedes ser el primero.

Enviar comentario

Tu email no será visible. Requerido *